Esta primavera las tendencias de los grandes clásicos de la década de los 90 regresan inesperadamente, destinados a reescribir las reglas del estilo durante este período.

Fluo manía: color neón y sorbete

No han visto ninguna inflexión desde hace algunas temporadas: los colores fluorescentes, que este verano también conquistarán la noche. Un legado a los años 90, un recordatorio a las primeras fiestas rave, esta tendencia viene del street style. Cómplice Virgil Abloh creador artístico de Louis Vuitton, el estilo y los diseños deportivos los ha cambiado en nuevas propuestas, en las zapatillas deportivas, en los volúmenes de las ropas, en los tejidos técnicos y en los colores fluorescentes, todo esto está incluído en el escenario principal de esta tendencia. Virgil Abloh en Louis Vuitton, se centra en el aspecto total look verde fluorescente, mientras Salvatore Ferragamo y Sara Battaglia proponen en su colección trajes de seda fluorescentes de color rosa, Stella Mc Cartney y Poiret proponen vestidos femeninos del color de un sorbete para las largas noches de vacaciones.

Dentro y alrededor de la red: red, plumas y plisados

Larga vida a las mujeres como fantásticas aves del paraíso, que se mueven suavemente, apoyadas por el balanceo de preciosas plumas: en faldas, vestidos y sandalias lo propone Valentino y N. 21. La red de Alberta Ferretti y McQueen es más difícil, si estás en perfecta forma puedes atreverte con un look seductor, veo y no veo. Los ojos de los que encontrarás en tu camino caerán en tu red… Último, el plisado, un homenaje a la Magdalena de la moda: visto en los desfiles de Ermanno Scervino y Valentino, el plisado en cuero es precioso; tiene un aspecto más delicado el plisado en tejidos de seda de colores pasteles.

Fantasía: rayas, lunares y flores

¿Rayas horizontales o verticales? ¿Marinería o multicolor? En verano, las rayas no pueden faltar en un armario chic, tanto en la ciudad como en la playa. En las pasarelas los vi super cool en el desfile de Saint Laurent, Sonia Rykiel y Dries Van Noten. Bonitas las rayas, pero los lunares son incomparables. Negros sobre fondo blanco; blancos sobre fondo negro: en Céline y Carolina Herrera, entre ironía y clase, bon ton y diversión. ¿Y las flores? No se las pueden perder en esta primavera… Pero las fantasías a flores no son de estilo romántico: ¡son grandes y coloridas! En las pasarelas los diseños de McQueen y Dolce & Gabbana.

Deportivo: gabardinas, pantalones cortos de ciclismo y riñoneras para ponérselo todo junto

¡Gabardinas efecto vinilo! En charol, cuero recubierto o tejido de alta tecnología, lo importante es que sea extra brillante, es la propuesta de Burberry, Chanel e incluso Dries Van Noten. ¡Deportivo! Las líneas técnicas, los tejidos impermeables y técnicos dan un estilo encantador como una campeona. Para llevar no sólo durante el día sino también por la noche, como en la colección de Off White. No exactamente riñoneras, sino auténticas bolsas en miniatura para llevar colgadas del cinturón. Prácticas y estrictamente hechas de pieles finas. ¡No cabe (casi) nada, pero es muy cómodo tener las manos libres! Los shorts de ciclistas “cycling shorts” se llevan estrictamente con un look más elegantes como los outfits vistos en las pasarelas de Chanel, y será efectivamente la tendencia que guiará el verano del 2019.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *